la fuerza del anonimato

14,00

Espai en Blanc
9788472904415 – ediciones bellaterra – 2009 – 237 páginas /orri.

1 disponibles

Descripción

ESPACIOS DEL ANONIMATO

Anonimato y sobremodernidad, Marc Augé

Los espacios del anonimato: una apuesta por el querer vivir, Santiago López Petit

FAQ (Frequently Asked Questions) sobre la fuerza del anonimato, Amador Fdz-Savater y Leónidas Martín Saura

 

EL ANONIMATO Y LO COMÚN

Un mundo entre nosotros, Marina Garcés

La plebe o el extranjero interior, Fulvia Carnevale

Sociedades anónimas. Las trampas de la negociación, Manuel Delgado

El dispositivo de la persona, Roberto Esposito

PRÁCTICAS DEL ANONIMATO

Kid A de Radiohead. El anonimato como pasaje, Erik Bordeleau

Espectros de Müntzer al amanecer / Bienvenida al siglo XXI, Wu Ming

Mikuerpo y otros virus, Luis Navarro

Cine sin autor: realismo social extremo en el siglo XXI, Gerardo Tudurí

Repúblicas forestales, Carles Guerra

 

HABITAR EL ANONIMATO

Grecia 2008: Carta leída por los amigos de Alexandro en el funeral y Carta a los estudiantes escrita por trabajadores griegos

Para una crítica del conflicto vasco, Ehki Lopetegi

Tiqqun: una aventura política, Jordi Carmona Hurtado

¿Cómo hacer?, Tiqqun. Un tejido horizontal íntimo y anónimo, Juan Gutiérrez 

Biografía de los autores

 


Espai en blanc es el nombre de un proyecto que nació en Barcelona en 2002 con el objetivo, como dijimos entonces, «de hacer de nuevo apasionante el pensamiento». Apasionante quiere decir que nos vaya la vida en ello y eso ocurre cuando el pensamiento se hace colectivo, afecta nuestra propia manera de vivir y se alza como un desafío a las obviedades sobre las que se asienta nuestra realidad. Nuestro espacio en blanco quería ser una brecha en el mundo-espejo que al contemplarnos reproducimos todos los días, un trinchera desde la que combatir al sentido común, un agujero en la realidad. Por eso se abrió como una grieta entre mundos, relacionándolos y alterándolos a la vez: entre la universidad y el activismo, entre el discurso político y el discurso filosófico, entre la acción y la reflexión, entre la palabra docta y la palabra anónima, entre géneros, disciplinas, registros y lenguajes. Por eso también Espai en Blanc nació como un gesto abierto y radical. Abierto a todos y a todos los imprevistos. Radical porque asume la ausencia de fundamento del pensamiento crítico hoy.